esenfrdeitpt

QUE SABEMOS DEL MAGNESIO Y SUS BENEFICIOS.

MAGNESIO

El magnesio es el séptimo elemento más abundante en la corteza terrestre, el tercer catión más abundante en el cuerpo humano y, después del potasio, es el segundo catión intracelular más común. El cuerpo humano contiene aproximadamente 24 gramos (1 mol) de magnesio, que es aproximadamente el 0,034% del peso corporal total. El magnesio se almacena principalmente en el hueso (60%), músculo (20%) y en los tejidos blandos (20%). Menos del 1% se puede encontrar en la sangre.

El magnesio es un activador de más de 300 respuestas metabólicas, incluyendo la producción de energía, la síntesis de proteínas y ácido nucleico, el crecimiento y la división celular y la protección de las membranas. Como un antagonista del calcio, regula los neurotransmisores, la contracción y relajación muscular y, por lo tanto, tiene efecto sobre la función mental, la función cardio-muscular, el control neuromuscular, el tono muscular y la presión arterial. Por lo tanto, es evidente que una deficiencia conducirá a una disfunción del cuerpo. Una deficiencia de magnesio puede ir de mano de la arritmia, enfermedad tromboembólica y las alteraciones en el metabolismo, el sistema inmunológico y el sistema nervioso autónomo. Sin embargo, los síntomas de una deficiencia pueden variar en el alcance y su naturaleza. A veces los síntomas latentes están presentes, pero con el tiempo pueden incluso llegar a ser mortales.

En promedio un humano necesita 5 mg de magnesio por kg de peso corporal al día. Una deficiencia puede surgir de una ingesta insuficiente, pero también de la regulación de magnesio interrumpida. Se considera, por ejemplo, hipoabsorción intestinal, pérdida a través de la orina, reducción de la absorción ósea, resistencia a la insulina y estrés. La ingesta es baja debido a que la dieta occidental es relativamente baja en magnesio. La carne y los productos lácteos contienen menos magnesio que las verduras de hoja verde, en parte porque el magnesio es el principal componente de la clorofila. Hay una cantidad significativa en granos y frutos secos, pero por desgracia se utiliza harina refinada muy a menudo, que contiene poco magnesio. Por otra parte, la agricultura intensiva y de fertilizantes (artificiales) con un contenido bajo en magnesio están agotando el suelo, por lo que los niveles de magnesio en los alimentos de origen vegetal está sufriendo un descenso. El agua corriente es también una fuente de magnesio. La dureza del agua, los máximos niveles de sal de magnesio disueltos en el agua (máximo 50 mg/l).

  

La cantidad media de magnesio necesaria es una necesidad que es suficiente para la mitad de la población. La “Encuesta nacional holandesa de consumo de alimentos 2007-2010” (“Dutch National Food Consumption Survey 2007-2010”), muestra que del 16% al 35% de los adultos tiene una ingesta de magnesio por debajo de la necesidad media, para los adolescentes está entre el 57 y el 72%, para los niños de entre 13 y 19 años, del 10 al 19%. Solamente en niños de entre 7 y 8 años, no hubo ingestas inferiores a la necesidad media aconsejada. Debido a su dieta, los pacientes que sufren de insuficiencia renal tienen una baja ingesta de magnesio y los ancianos están en mayor riesgo de una deficiencia de magnesio. Por un lado, esto se debe a las dificultades experimentadas con la compra y preparación de alimentos y debido a un apetito más reducido, por la pérdida del gusto o el olfato o debido a la soledad. Por otro lado, las personas mayores tienen un mayor riesgo de deficiencia de magnesio porque la absorción se reduce con la edad, mientras que aumenta la excreción urinaria. El uso prolongado de diuréticos o supresores del ácido gástrico (inhibidores de la bomba de protones) también puede llevar a una deficiencia de magnesio.

 

Una deficiencia de magnesio tiene un efecto negativo en el tracto gastrointestinal, el esqueleto y el sistema nervioso central.

 

Una deficiencia de magnesio se manifiesta a menudo por dolores musculares y fatiga. Otros síntomas iniciales de una deficiencia de magnesio son náuseas, disminución del apetito, vómitos, debilidad, hormigueo, entumecimiento, convulsiones, cambios de personalidad, ritmo cardíaco anormal y espasmos coronarios. Estos todos, por lo tanto, pueden ser indicadores para el uso de magnesio, pero el magnesio también puede ayudar a mejorar los diversos síntomas. En general, una deficiencia de magnesio se convierte en una respuesta de estrés, además también resulta en un mayor riesgo de enfermedad cardíaca, presión arterial elevada, derrame cerebral y complicaciones en el embarazo.

 

Debemos cuidar nuestros niveles de magnesio, puesto que sus beneficios para la salud son innegables:

 

- Efecto anti-estrés tranquilizante natural que interviene en las transmisiones nerviosas y mantiene activas las neuronas.

Fortalecimiento de huesos y dientes  ayuda a la fijación de calcio y el fósforo en los huesos y dientes lo cual hace que los tengas sanos y fuertes.

Cuidado del riñón al movilizar el calcio el magnesio es capaz de destruir los cálculos renales.

Dolores menstruales  favorece el equilibrio hormonal y es capaz de prevenir y disminuir los dolores menstruales.

Alivia el estreñimiento depura nuestro organismo, al actuar como un laxante suave es capaz de arrastrar las toxinas presentes en nuestros intestinos favoreciendo su evacuación. También controla la proliferación de la flora intestinal.

Previene enfermedades cardiovasculares nada como el magnesio para relajar el músculo cardíaco y prevenir arritmias, ademásde jugar un importante papel en muchas de las reacciones que ocurren en el corazón.

Buenas digestiones el ion magnesio forma parte de la saliva, solución acuosa que tiene entre otras funciones la lubricación del alimento y el comienzo de su digestión. Este ion también se encuentra en componiendo los jugos gástricos. Por otra parte el magnesio es capaz de controlar los ácidos estomacales, favorecer la digestión

Relajación muscular influye directamente en la relajación muscular, evitando calambres, agotamiento y lesiones. Los bajo niveles de este ion aumenta la acumulación de ácido láctico incrementando los dolores, la rigidez y las contracturas musculares.

Reduce la presión arterial es un electrolito esencial en el mantenimiento del equilibrio de los líquidos corporales, de esta manera   juega un papel primordial en el mantenimiento de una presión arterial adecuada. Aleja de ti la hipertensión, vigila tus niveles de     magnesio. 

- Previene partos prematuros muy importantes para las embarazadas, es por eso que deben consumir diariamente entre 320 y 380 miligramos de magnesio. Este mineral previene que ocurran partos prematuros manteniendo el útero relajado hasta el momento del   alumbramiento.

Mantiene el pH corporal regula cualquier desequilibrio del pH corporal, de no ser así pueden ocurrir afectaciones de tejidos y órganos.

Contra el insomnio la melatonina es una hormona que entre sus tantas funciones influye en la regulación del sueño. Las deficiencias de magnesio, al influir sobre esta hormona, provocan la aparición de trastornos del sueño.

Diabetes el magnesio previene la diabetes posibilitando el control de los niveles de azúcar en sangre. Mediante el aumento de la liberación de insulina esta sustancia permite la incorporación de azúcares en las células, disminuyendo su concentración en la sangre.

 

 

 

Fuentes:

http://mejorconsalud.com/14-beneficios-del-magnesio/

http://naturafoundation.es/monografie/Magnesio.html

PRESENTACIÓN

ALIMENTOS y NUTRIENTES

PIRÁMIDE NUTRICIONAL

BUENA ALIMENTACIÓN

NURTUREX Herbolario, Dietetica, Suplementacion Deportiva.

Avd. de la Vera, 33 / 10600 PLASENCIA / ( Caceres )

Telf. 927 90 42 56 / E-Mail. info@nurturex.es

SI DESEAS MÁS INFORMACIÓN

CONSULTANOS SIN COMPROMISO

Si desea más información, complete este formulario. Nos pondremos en contacto con usted a la brevedad posible.

Seleccione los archivos que desee adjuntar
El tamaño máximo para cada archivo es 100 MB

    ¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Ver política