Imprimir esta página

El BOLDO, una poderosa planta curativa

El boldo es un arbusto utilizado por los mapuches (indígenas) para tratar diferentes dolencias, como reuma, trastornos digestivos e incluso hepáticos.

Las partes que se utilizan en fitoterapia son sus hojas, aunque algunos países también emplean la corteza. Sus principios activos se extraen con facilidad en medio alcohólico y su intensa fragancia se transmite a la orina si se toma durante un tiempo prolongado.

La forma más frecuente de tomar esta planta es en infusión. Además, lo podemos encontrar en otro tipo de presentaciones como en extracto seco en forma de cápsulas, en aceite esencial, en jarabe o extracto hidroalcohólico para tomar disuelto en algún líquido. En la actualidad, es una de las plantas medicinales más empleadas en recetas herbolarias para tratar el hígado y la vesícula biliar. En cualquiera de los casos, y para evitar riesgos, las dosis recomendables deben ser prescritas por el especialista que haya aconsejado su consumo.

Aceites esenciales del boldo y otros componentes

En su composición encontramos 4 tipos de componentes entre los que destacan los aceites esenciales:

  1. Aceites esenciales: los aceites esenciales más importantes presentes en el boldo son el cineol, eucaliptol y ascáridos ascáridos son los responsables del característico olor y tienen propiedades sedantes, expectorantes, antiinflamatorias y carminativas (ayudan a eliminar gases).
  2. Flavonoides: son muy beneficiosos para nuestro organismo por atribuirles la capacidad de disminuir considerablemente el riesgo de sufrir algunas enfermedades cardíacas.
  3. Taninos: presentes en la corteza del boldo son reconocidos por sus importantes propiedades antioxidantes.
  4. Alcaloides: el alcaloide más destacable es la boldina con propiedades muy específicas hepáticas y de vesícula biliar.

BENEFICIOS:

  1. Hígado y vesícula: el boldo contiene cerca de veinte alcaloides entre los cuales destaca la boldina. La boldina estimula al funcionamiento de la vesícula biliar y propiedades beneficiosas sobre el hígado. Es capaz de cambiar la composición química de la bilis previniendo la formación de cálculos biliares o piedras en la vesícula.
  2. Bajar el colesterol: el boldo es una planta adecuada para disminuir los niveles de colesterol, dado que depura el hígado y el colesterol de la bilis ayudando a eliminar estas grasas del organismo. Pueden beneficiarse de sus efectos las personas con ictericia, cirrosis e hígado graso.
  3. Aparato digestivo: su característica fragancia y aroma que desprende la planta le confiere un efecto tonificante del sistema digestivo, sobre todo gracias al aceite esencial cineol, que tiene un efecto hepatotónico y protector estomacal.
  4. Dolor y molestias estomacales: puede ser un buen remedio para dolor y molestias estomacales como también para la gastritis mediante infusiones y tisanas. Así como utilizarla como especie en la cocina ayudara en aligerar las digestiones.
  5. Gases y flatulencias: otro aceite esencial como el ascardiol es un componente con efecto antiflatulento, sedante y ligeramente analgésico. Utilizar tisanas o el boldo como condimento en personas con problemas de gases, vientre hinchado, meteorismo y ventosidades puede ser un buen tratamiento.
  6. Laxante: hay que tener en cuenta que tratamientos con boldo puede dar un efecto ligeramente laxante debido a sus propiedades coleréticas.
  7. Dormir mejor: muestra efectos sedantes y calmantes del sistema nervioso. La boldina tiene un efecto levemente hipnótico. Puede estar indicado para personas con insomnio puntual, nerviosismo, estrés y ansiedad.
  8. Tos e infecciones respiratorias: el aceite esencial, eucaliptol, también presente en más cantidad en el aceite esencial de eucalipto tiene propiedades expectorantes y contra el catarro. Se encuentran preparados como el jarabe de boldo para tratar la tos y congestión de pecho. Además, por sus propiedades antibióticas, antiinflamatorias y hepáticas esta planta puede constituir una gran ayuda como coadyuvante del tratamiento de infecciones respiratorias.

Lo que debes saber…

  • El boldo contiene cerca de veinte alcaloides entre los cuales destaca la boldina, que estimula el funcionamiento de la vesícula biliar y propiedades beneficiosas sobre el hígado.
  • Su característica fragancia le confiere un efecto tonificante del sistema digestivo, sobre todo gracias al aceite esencial cineol que tiene un efecto hepatotónico y protector estomacal.
  • Utilizarlo en forma de tisana o como condimento en personas con problemas de gases, vientre hinchado, meteorismo y ventosidades puede ser un buen tratamiento.

Tiene alguna contraindicación?

 

El consumo de boldo en sus diferentes formas está contraindicado en caso de obstrucción de las vías biliares y enfermedades hepáticas graves, ya que en estos casos es aconsejable el reposo digestivo. Tampoco se aconseja para aquellos diagnosticados de enfermedades renales ya que, en ocasiones, tiene asociada irritación en los riñones.
Por la presencia de alcaloides, no debe tomarse durante el embarazo, especialmente durante los primeros tres meses de gestación, porque puede provocar aborto o causar malformaciones en el feto, la lactancia y en la niñez.
Al igual que sucede con numerosas plantas medicinales, las propiedades y efectos del boldo pueden variar o alterar su efecto al interactuar con determinados fármacos, e incluso reducir el efecto de estos. La principal interacción se produce con la toma de anticoagulantes orales. Ello se debe a una sustancia llamada cumarina, que es un anticoagulante natural, por lo que se incrementa notablemente el riesgo de hemorragias.
Cabe destacar que los tratamientos de más de cuatro semanas están contraindicados.

 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Ver política